Poesía: Cazadores de Almas


Cansada de correr, de los cazadores del Almas. 
Fuente Internet.


 Despierta de la que creía una pesadilla

pero en realidad, no lo era.


Eran recuerdos dolorosos,

que al parecer siguen en motín

para que no se le olvide

que eso no puede nunca

volverse a repetir.


El dolor de la manipulación

sentimental, el te quiero,

pero no preguntes, 

de esto no se habla,

a tí esto no te interesa.


Aislar de manera sutil

los mínimos sentimientos

naturales del ser humano,

no besar, no darse la mano,

no abrazarse, abstenerse

de todo contacto físico

en la calle, pues está mal visto.


¿Dónde está mal visto?

¿En otras tierras?

Pero allí, ahora no está.


Despojar a tu compañera

de todo sentimiento natural

de la vida de pareja para manipularla 

y restarle valor como mujer.


Así llegamos al maltrato spicológico,

ya atrapada junto a los sentimientos

confusos y el amor que le profesa.


Cuidado con los cazadores del almas

son peligrosos y devastadores.

Nunca renuncies a ser quien eres.



Manuela García 08/05/2020